Blogia
L a P e d r @ d a

Punto de maduración en la estrategia de Guerra de Todo el Pueblo

Ejercicio estratégico Bastión 2004

María Julia Mayoral
Granma


El ejercicio estratégico Bastión 2004 tiene objetivos de un rigor nunca antes concebido por nuestro país en su preparación para la defensa, sustentada en la concepción de Guerra de Todo el Pueblo, asegura el general de división Leonardo Andollo Valdés, segundo jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Fijado para la semana próxima (del 13 al 19 de diciembre), Bastión 2004 se realizará bajo la dirección del Comandante en Jefe Fidel Castro, y tiene como objetivo primordial entrenar, preparar y comprobar a dirigentes, jefes, órganos de dirección y de mando, para cumplir sus misiones de tiempo de guerra, destaca el general Andollo.

Su ejecución, añade, servirá para generalizar nuevos conceptos de lucha concebidos para llevar a cabo la Defensa Nacional y Territorial contra un enemigo que nos supera tecnológicamente. En los últimos años, comenta, hemos continuado perfeccionando sin descanso nuestras concepciones defensivas en el plano táctico y operativo, y perfilando la estrategia de la Guerra de Todo el Pueblo; ello se pondrá a prueba en esta ocasión.

En las maniobras, con participación de la Defensa Antiaérea y Fuerza Aérea, la Marina de Guerra y las tropas terrestres, saldrán a la luz equipos y armamentos producidos o modernizados por la industria nacional; ellos son una muestra de las capacidades defensivas que hemos creado para enfrentar al enemigo. Mediante los reportajes de la prensa, el pueblo podrá conocer detalles del asunto, anuncia el alto jefe militar.

Según opina, un rasgo esencial de la dirección política y militar en nuestro país ha sido su capacidad para adelantarse a los acontecimientos y modelar nuestras acciones al considerar no solamente las doctrinas vigentes en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en cada momento, sino también sus proyecciones futuras; ello nos permite afirmar que las guerras contra Yugoslavia, Afganistán e Iraq han ratificado la justeza de las apreciaciones cubanas, el valor y alcance de las concepciones para librar con éxito la Guerra de Todo el Pueblo.

—¿Cuáles son las diferencias entre un ejercicio estratégico como el que está por hacerse y los que tienen lugar en el ámbito de los ejércitos y los territorios?

—Resultan distintos por su envergadura, los niveles de dirección que intervienen y los objetivos que se persiguen. Un ejercicio estratégico Bastión, como el organizado esta vez, posee una altísima complejidad. En él participarán el Consejo de Defensa Nacional, todos los consejos de defensa provinciales y municipales, una gran cantidad de los creados en las zonas de defensa, el total de las jefaturas y estados mayores de los ejércitos, las regiones y sectores militares, las principales unidades de las FAR, una parte considerable de otros órganos de dirección y de mando del nivel táctico, unidades de las Milicias de Tropas Territoriales, Brigadas de Producción y Defensa y formaciones combativas del Ministerio del Interior.

Otro factor de complejidad es que actuarán tropas y entidades hasta los niveles inferiores, por tanto las decisiones que se tomen en los niveles superiores tendrán una expresión práctica hasta el soldado; si son buenas, los combatientes dirán la última palabra, si son malas sucederá lo mismo.

Estarán presentes más de 1 000 órganos de dirección de empresas y otros objetivos económicos y aproximadamente 100 000 personas durante las dos primeras etapas del ejercicio; es decir, sin contar su tercera parte (los Días Nacionales de la Defensa, fijados para el 18 y 19 de diciembre), que contará con la participación de millones de ciudadanos.

Un ejercicio de tantos grados, de esa envergadura, con tropas y entidades de los niveles inferiores participando, es para nosotros la forma superior de preparación de los órganos de dirección y mando. Después de esto no hay nada más elevado en complejidad, solo la guerra.

—Hace 18 años que el país no ejecuta un entrenamiento de esa magnitud, ¿por qué hacerlo ahora, si la situación económica no resulta holgada?

—La decisión responde a la situación del escenario político-militar presente y futuro. Estamos obligados a probar y entrenar todo el sistema defensivo del país ante la creciente agresividad y las amenazas por parte del Gobierno de los Estados Unidos.

En Bastión 2004 cumpliremos el precepto de la concepción estratégica de Guerra de Todo el Pueblo: en caso de agresión militar contra nuestro país cada revolucionario, cada patriota cubano tendrá un medio, un lugar y una forma de combatir al enemigo, y con ello estaremos dando un paso más hacia la materialización de lo que consideramos la forma principal de ganar la guerra: evitándola.

El ejercicio estratégico debe dejar claro un mensaje a nuestros adversarios: van en ascenso la voluntad, la decisión de lucha y las capacidades movilizativa y defensiva de los cubanos. Cualquier país no hace lo que haremos la semana próxima durante Bastión y, además, con pleno apoyo popular.

Es cierto que la situación económica es compleja, pero ¿qué factores nos permiten efectuar el Bastión? Primero está la voluntad política y la necesidad de ejecutarlo ante el peligro de agresión enemiga. Segundo, si lo comparamos con el realizado en 1986, el del 2004 no llegará ni al 40% del gasto material de su antecesor, pues hemos ido a la búsqueda de eficiencia. Nos proponemos alcanzar una eficiencia superior, lograr la mayor cantidad posible de objetivos invirtiendo un mínimo de recursos.

Durante el Bastión las tropas regulares no acometerán ninguna maniobra excepcional, no prevista en el presupuesto, solo se han reestructurado las contempladas en el Año de Preparación para la Defensa. Otro elemento a tener en cuenta es que la mayor parte del ejercicio se dedicará al entrenamiento y preparación de los órganos de dirección y de mando, lo que no genera gastos importantes porque en la práctica lo que se produce es solo un cambio de labor. Por ejemplo, los grupos de trabajo del Consejo de Defensa de un municipio, están integrados por los mismos compañeros que trabajan en el Gobierno del territorio; la única diferencia durante la próxima semana es que se dedicarán a prepararse para tiempo de guerra.

El desarrollo de las telecomunicaciones, la automatización y avance de la esfera audiovisual durante los últimos años, gracias a la Batalla de Ideas, también han dotado a la nación de una importante infraestructura en municipios y localidades que ahora utilizamos en la preparación para la defensa. Así ocurre con los Joven Club de Computación y Electrónica y las salas de video. Buscamos el máximo de resultados con el mínimo de inversión. Y las experiencias de este Bastión nos permitirán seguir perfeccionando los conceptos de la Defensa Nacional y Territorial, de acuerdo con las características del combate moderno.

Bastión 2004 marcará un punto de maduración en las concepciones tácticas y operativas dentro de nuestra estrategia defensiva de Guerra de Todo el Pueblo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres